¿Quiénes somos?

Acerca de Nosotros

 

Fundación Déjame Intentarlo actualmente se perfila como una solución palpable para la población del municipio de Ciudad Sandino en temas de formación integral. Nuestro esfuerzo se basa, en el único y genuino deseo de traer progreso a las comunidades donde atendemos y promover  el desarrollo de capacidades que empoderen a las personas a mejorar su calidad de vida, con la convicción última de ser protagonista de su propio destino. Cada proyecto que hemos emprendido lleva como eje transversal la sostenibilidad, como factor de éxito y la humildad, como premisa de que no podemos hacer todo, pero si podemos hacer todo para lograrlo.

 

Nuestro compromiso sigue siendo una visión amplia de desarrollo sostenible, a través del cual, apostamos a ser los principales formadores de capacidades técnicas en el país, como un servicio consiente de que nuestros jóvenes serán eslabones permanentes y valiosos dentro del desarrollo económico de nuestro país. Impregnando en ellos valores indelebles y espíritu emprendedor que marque la diferencia entre los que solo viven un día a la vez y los que en realidad buscan ser catalizadores de cambio.

 

¡VEN, DÉJAME INTENTARLO!

Junta Directiva y Personal

 

GERARDO J. HERNANDEZ CARVAJAL, Presidente

 

SISTO PODDIE, Vice-Presidente

 

GUILLERMO THOMAS, Secretario

 

PAUL A DAVIDSON, Tesorero

 

CARLOS IVAN CASTRO MONCADA (Incesa Estándar), Vocal

 

EDUARDO JOSE BERNHEIM SALINAS, Vocal

 

JAIME INCER BARQUERO, Vocal

Nuestra Historia

 

Fundación Déjame Intentarlo es creada en Diciembre del 2010, por el sacerdote Catabro Marcelino Arce. Desde sus inicios fue apoyada por la empresa privada y el gobierno de Catabria a través del padre Marcelino Arce.  

 

En Octubre de 2011 el Rector de la Universidad Americana (UAM), Dr. Ernesto Medina acompaña a nuestro Director Ejecutivo a Cantabria, España,  en busca de fondos para iniciar la construcción del centro de formación técnica donde fueron atendidos por el Sr. Ignacio Diego, presidente de gobierno de Cantabria. Los acuerdos llegados en ese entonces fueron una cooperación técnica "directa" y la creación de un centro de Formación Técnica "aprovechando el potencial del profesorado" que tienen de Formación Profesional y contando con el apoyo de la Fundación Déjame Intentarlo.

 

El 30 de noviembre del 2011 se llegó a concretar el trabajo y acercamiento de la UAM, a través de su Rector el Dr. Ernesto Medina, con nuestra Fundación mediante la firma de un convenio marco de colaboración entre ambas instituciones. Dicho convenio va a fortalecer el trabajo que se quiere llevar a cabo en los campos de la Salud y Educación Profesional Técnica, todo ello dentro de la agenda de trabajo realizada con el Gobierno de Cantabria para la implantación de un Centro de Formación Profesional en el Municipio de Ciudad Sandino.

 

El 26 de abril de este año, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), donó a Déjame Intentarlo la cantidad de 76 muebles por motivo del traspaso a la nueva sucursal. La Fundación gestionó el compartir parte del mobiliario donado a los colegios con los que viene desarrollando una estrecha ayuda en materia de nutrición, salud y educación. Así logramos instalar nuestra primera oficina como Fundación.

 

En búsqueda de brindar transparencia a nuestros donantes, buscamos apoyo en KPMG e iniciamos nuestros procesos de auditorías anuales, con el fin de dar mayor trasparencia y profesionalización al manejo de nuestras finanzas.  Desde ese entonces nuestras auditorias son realizadas anualmente y certificadas por firmas de auditores nacionales.

 

En Diciembre 2011, inició una tradición que nos acompañaría a través de los años. La donación de la canasta básica navideña para que ninguna familia nicaragüense le falte su cena navideña y celebrar en familia la  Noche buena. Este proyecto se realiza año tras año gracias al apoyo de la Responsabilidad Social Corporativa de nuestro país y enmarcada en nuestro programa de Nutrición.

 

A inicios del año 2012 nace un proyecto enfocado en dar un complemento nutricional a 709 niños del vertedero de basura La Chureca y Ciudad Sandino. En un inicio Café Soluble, S.A. comenzó una donación de la bebida nutricional NutriToro. Este convenio aseguró la donación de una cantidad del producto por parte de Café Soluble y la compra del resto por parte de la Fundación. Los primeros centros beneficiados fueron: Colegio la Esperanza ubicado dentro del vertedero de la Chureca, el Colegio de Fe y Alegría y el Centro de Redes de Solidaridad ubicados en el municipio de Ciudad Sandino. De esta iniciativa, nace nuestra empresa social NutriNica, que hoy brinda un complemento nutricional enriquecido y mejorado, para las necesidades nutricionales de nuestros niños de Ciudad Sandino.

 

En 2012, ICCO Cooperación Holandesa aprueba el proyecto BPEP, que busca fortalecer las habilidades técnicas laborales y de emprendedurismo a jóvenes de las periferias de Ciudad Sandino. FDI se ha esforzado en desarrollar estrategias que fortalezcan la inclusión económica de nuestros jóvenes y crear accesos al mercado laboral, estimular iniciativas económicas, emprendedurismo y generar alianzas estratégicas que promueven el desarrollo integral de nuestros jóvenes. Ya son más de 83 jóvenes los que están siendo atendidos dentro del programa.

 

En 2015 fundación Telefónica inicia el Proyecto E & E con Fundación Déjame Intentarlo, en el municipio de Ciudad Sandino, atendiendo alredor de 30 jóvenes y contando con el apoyo de la Universidad Americana.

 

¡Gracias por Dejarnos Intentarlos por todos estos años!

Visión

Ser un referente internacional en la formación de jóvenes para países en vías de desarrollo.

Misión

Proveer de educación y formación práctica a jóvenes para que puedan construir una vida digna para sí y su entorno.

Valores

Conscientes de que en la FDI no estamos solos, sino que somos un producto de la comunión de buenas voluntades que trabajan en red, entendemos nuestros valores de la siguiente forma:

 

Efectividad

Siendo la eficiencia el buen uso de los recursos y la eficacia el logro de los objetivos, entendemos bajo efectividad el cumplimiento de nuestros propósitos con un óptimo uso de los recursos que administramos.

Somos responsables por tomar las mejores decisiones a fin de ser una fundación de excelencia y calidad, sustentada en la disciplina que ello requiere en cada uno de nuestros ámbitos.

 

Integridad

La FDI es un lugar donde se conjugan la educación y la formación de manera integral, respetando la multidimensionalidad del ser humano.

Nuestras acciones (administrativas y formativas) se construyen sobre los principios de autenticidad, honestidad (consigo y con los demás), honradez y transparencia.

 

Pasión por cada paso

Valoramos al prójimo y entendemos que cada persona es única y tiene sus propios desafíos. Nos apasiona poder ayudar desde la empatía enriquecida con un profundo humanismo y solidaridad, y con una entrega que desemboque en pasos de progreso visibles y continuos.

 

Sano deseo de superación

Nadie puede dirigir la vida de nadie. Inculcamos con el ejemplo un sano deseo de superación basado en la proactividad, creatividad, pero también en la disciplina de lo cotidiano.

Alimentamos los sueños, que no son otra cosa que el primer paso para atreverse a cambiar y a evolucionar. No deseamos una obediencia articulada en sumisión, sino formar personas que puedan discernir, y con criterio propio construir una vida con creatividad, innovación y mejora continua.

Lineamientos Estratégicos
  • Transparencia en nuestros propósitos y uso de recursos

  • Formación para la vida

  • Potenciamos capacidades individuales

  • Nos mueve un profundo deseo humanista

  • Trabajamos en red y en beneficio mutuo

  • Perseveramos en lo cotidiano

  • Impactamos a través de la calidad

​© 2015 Fundación Déjame Intentarlo